La testosterona función durante la etapa prenatal

La testosterona es una hormona que está presente en todos los seres vivos, tanto machos como hembras, aunque en menores cantidades en este sexo. Ciertamente, como se ha creído, una testosterona función es todo lo relacionado al sexo y la reproducción, sin embargo, no es la única. La testosterona también cumple una función en la parte prenatal, es decir, en la formación del feto y también a lo largo de todo el desarrollo del niño.

testosterona función

¿Ya conocías que es la testosterona?

Si tu respuesta es no, es muy sencillo de explicar. Es una hormona sexual masculina, la cual está presente en aves, mamíferos, reptiles y otros vertebrados. Generalmente, esta hormona es producida en los testículos del macho y en los ovarios de la hembra (hombre y mujer respectivamente en el ser humano). A su vez, también se produce en menores cantidades en la corteza suprarrenal.

La testosterona tiene muchas funciones en el cuerpo. Como ya se sabe, la principal es la función sexual y reproductiva, pero esta no es su única función. La testosterona cumple con una función a la hora de la formación del feto, por lo que es más importante de lo que se pensaba.

¿Cuál es la testosterona función durante la formación del feto?

Durante el primer trimestre del embarazo, las gónadas que no pueden ser diferenciadas en el feto masculino llegan a convertirse en testículos, los cuales ya tienen la capacidad de producir testosterona. La testosterona es responsable de masculinizar los genitales internos, es decir, el epidídimo, las vesículas seminales y conductos deferentes, así como los genitales externos, el escroto y el pene.

Y esto no es todo, la testosterona durante el período fetal provoca que los testículos desciendan desde la cavidad abdominal hacia el escroto, que es el lugar donde se encuentran en un principio.

¿Y cómo se da la etapa prenatal ante un déficit de esta hormona?

Durante esta etapa, es muy importante que el feto produzca testosterona. En caso contrario, un déficit de esta hormona podría provocar el desarrollo de genitales femeninos, bien sea de manera completa o incompleta formándose genitales ambiguos.

La falta de testosterona en el tercer trimestre de gestación, puede causar criptorquidia, esta es la falla en el descenso de los testículos hacia la bolsa escrotal, o la presencia de un micropene.

Una vez nacido el niño, ¿este déficit puede seguir siendo un problema?

Claro que sí, la testosterona es necesaria para que se dé el desarrollo puberal en los niños. Por lo que un niño con déficit de testosterona, puede llegar a tener genitales mucho más pequeños, una masa muscular pobre, falta de vello, voz fina. A su vez, un déficit de esta hormona puede provocar una falla en el inicio de producción de espermatozoides, lo que llevaría al impedimento de poder reproducirse.

¿Cómo se puede evitar este problema?

Lo importante es que durante la etapa prenatal, siempre debe haber un constante chequeo médico. Ya que el médico siempre realizará todos los exámenes de rutina para determinar que el feto se esté desarrollando apropiadamente, y de no ser así, indicar un tratamiento para corregir algún problema.

Publica un comentario